Cómo hablar con tus hijos sobre la muerte

como hablar con tus hijos sobre la muerte

El pasado 24 de noviembre asistí a un evento organizado por Madresfera y patrocinado por Seguros Meridiano que trataba de un tema muy delicado pero importantísimo de abordar con nuestros hijos: la muerte. La charla estaba a cargo de Nuria Javaloyes, psicóloga y coordinadora de la guía “Mamá, papá ¿qué es la muerte?”. Por desgracia, el tema de la muerte es algo que vamos a tener que gestionar con nuestros hijos antes o después.

Con esta guía aprenderemos a entender cómo afrontan los niños la muerte en función de la edad, la influencia que tiene el parentesco y cercanía de la persona fallecida, cuándo y cómo comunicarles la mala noticia, fases del duelo en los niños y consecuencias emocionales, cómo volver a la rutina en casa y en el colegio, claves para diferenciar un duelo correcto de un duelo complicado en niños. En la guía también hay un apartado de bibliografía recomendada, se puede leer la trayectoria de los autores y toda la información sobre Meridiano, Compañía de seguros.

Cuando nos tenemos que enfrentar al tema de la muerte con nuestros hijos debemos tener dos conceptos importantes en cuenta. La irreversibilidad (es para siempre) y la universalidad (todos morimos), estos conceptos son muy difíciles de entender para los niños menores de 6 años, con esta edad debemos limitarnos a responder sus preguntas sin ir más allá de lo que no pueden entender. Esto no quiere decir que debamos usar conceptos simples como: está durmiendo , se ha ido de viaje, es una estrella…Todas estas opciones pueden confundir todavía más al niño. Si no tenemos creencias religiosas o espirituales es mejor decir: “no sé lo que pasa cuando te mueres pero a mi me gusta pensar que…”. Nuria nos habló de que el concepto de “se hacen transparentes” (están pero no les vemos) les ayuda a los más pequeños a entender que la gente muere y desaparece pero siempre estarán en nuestros recuerdos.

Si los niños son más mayores y entienden los conceptos de irreversibilidad y universalidad también debemos centrarnos en ir respondiendo a sus preguntas, para evitar darle mucha información y que ésta no sea la adecuada para su edad. Lo recomendable es que la noticia la den los padres o la persona más cercana vinculada al niño.

Cuando damos la noticia no es malo que nos vean llorar pero hay que evitar desmoronarse delante de ellos, que el niño se sienta sostenido y seguro. No hay reparación de pérdida sin tristeza, con el llanto saco la tristeza de mi interior. Hay dos momentos claves en la fase de duelo: el cognitivo y el emocional. El duelo cognitivo es cuando te enteras de la noticia de que alguien ha muerto. El duelo emocional es cuando sientes que esa persona ha muerto, que no vas a volver a verla. El duelo emocional suele aparecer más tarde y es más delicado de gestionar.

como-hablar-con-tus-hijos-sobre-la-muerte2

A veces los niños sacan el tema de la muerte sin haber muerto ningún familiar o persona conocida, dentro de su curiosidad les podemos decir que las causas de la muerte en general son dos: morimos cuando somos muy muy mayores o estamos muy muy enfermos. Esta información le ayudará a tranquilizarse y que no piense que todo el mundo puede morir en cualquier momento.

¿Se debe mantener el recuerdo de la persona que ha fallecido?

Muchos adultos sí lo necesitan, de hecho, es normal encontrar por casa las fotos de familiares que ya han muerto. Para los niños es diferente, ellos necesitan oxígeno, despejarse de lo que acaba de ocurrir. Hay que llegar a un acuerdo, sin muchas fotos o esperar a que pase un poco de tiempo. Que sea un recuerdo sano, sin tener “habitaciones museos” u objetos inamovibles de la persona fallecida.

Pasamos una tarde de lo más entretenida hablando de este tema, el sitio donde quedamos fue una cafetería muy chula, se llama Mandarina Garden y la podéis encontrar en el centro de Alicante. Si quieres dejar tu experiencia sobre hablar del tema de la muerte con los niños puedes hacerlo en los comentarios.

Comparte este artículo si te ha resultado útil.

¿Hablas con tus hijos de economía? La importancia de la educación financiera.

educacion-financiera

La relación que tenemos con el dinero nos marca de por vida. De la educación que recibimos depende que de adultos seamos ahorradores o derrochadores. Los niños van captando nociones sobre economía en su día a día, hay que hablar del tema con ellos para que vayan entiendo el valor económico que tienen las cosas y cómo los adultos generamos el dinero para poder comprar lo que necesitamos.

Hace unos meses mi hijo (entonces tenía 4 años) pasó por una etapa en la que solo quería comprar juguetes, ¡a diario! ¿Te ha pasado? Había días que sí le compraba juguetes, pedía algún playmobil para su colección o algo del estilo. Otras veces pedía juguetes carísimos y se sentía muy frustrado cuando le decía que no. Tuve que hablar mucho con él sobre economía familiar, el precio de los juguetes, el trabajo que requiere ganar dinero, la necesidad de dar prioridad a comprar otros productos, como la comida, por ejemplo. 

Recientemente he tenido la oportunidad de usar la app “Mi dinero y yo” del Instituto Aviva donde te ayuda a explicar a los más peques de la casa de dónde sale el dinero, qué significa ahorrar y por qué es importante conocer el precio de las cosas. A través de un cuento y varios juegos ellos interiorizan los conceptos de ahorro y gasto, el origen del dinero y aprenden sus primeros conceptos de economía financiera. 

Cuando mi hijo quería comprar siempre juguetes y yo le explicaba que si gastábamos el dinero luego no podríamos comprar cosas más necesarias como alimentos para comer, ropa, etc. Él me decía “pues compra más dinero y ya está”, con esta frase se refería a que fuera al cajero del banco para sacar dinero. Gracias a la app de “Mi dinero y yo” del Instituto Aviva he hablado de muchos conceptos financieros con mi hijo, le ha llamado mucho la atención el recorrido que hace el dinero y el concepto de ahorrar.

Para niños más mayores todavía se aprovecha más el uso de esta app ya que en sus juegos tiene problemas matemáticos sencillos de situaciones cotidianas. Esta herramienta es una buena opción para que los niños asuman responsabilidades que afecten a su dinero, si disponen de una asignación semanal.

Si quieres probar esta aplicación puedes descargarla desde este enlace. Instala “Mi dinero y yo” en tu móvil para empezar las clases de educación financiera en casa. ¿Te ha resultado útil esta información? Compártela.

Lo último en juguetes inteligentes: Codi-oruga

codi-oruga

Ya está más que demostrado que la inteligencia no sólo se mide en un test donde encuentras preguntas y respuestas sobre conceptos que antes has tenido que memorizar. El aprendizaje de letras y números a base de repetir quedó atrás y ya se está viendo en los juguetes orientados a esas edades. El último producto de Fisher-Price, la Codi-oruga nos muestra que la tendencia en cuanto a juguetes educativos ha cambiado. Continue reading…

¿Por qué hacer un calendario de adviento?

calendario de adviento_sienteme

Hoy es 1 de diciembre y en muchas casas se ha empezado el calendario de adviento. La tradición de los calendarios de adviento viene de Alemania, en el siglo XIX los niños encendían una vela por cada día que faltaba para Navidad. Hoy en día se ha popularizado en todo el mundo y podemos encontrar todo tipo de calendarios de adviento: de chocolatinas, de bolsitas de té, de juguetes, de cuentos, de manualidades, etc. Los más creativos se atreven a fabricarlos en casa, yo misma este año me he lanzado al mundo DIY, pero de una forma muy fácil y que pudiera hacerlo mi hijo por él mismo.

Otros años habíamos comprado el típico calendario de adviento que venden en cualquier supermercado con chocolatinas que iba comiendo cuando le apetecía, normalmente no llegaba hasta el día de Navidad. Este año ya tiene cinco años y está en un período sensible del paso del tiempo, tiene un calendario en la cocina donde va tachando los días que pasan y anotando los eventos que van surgiendo. Cuando le hablé sobre el calendario de adviento le entusiasmó la idea de hacer una cuenta atrás especial para Navidad.

Mi hijo es un fanático de las fiestas, le encanta celebrar todo: Navidad, Pascua, cumpleaños (aunque no sea el suyo lo disfruta), Carnavales, Halloween…es un apasionado de los accesorios y complementos que conlleva todo ese tipo de fiestas. Su pasión es tal que decora la puerta de casa según la próxima fiesta que haya que celebrar (ahora cambiaremos la decoración de Halloween por la de Navidad), la vecina de al lado se queda alucinada con el montaje de dibujos que hace.

Si no habías pensado en hacer un calendario de adviento o te ha pillado el toro no te preocupes, el que hemos hecho nosotros se puede hacer en una tarde (en una hora si lo haces tú sola) y pasas un rato genial. Solo necesitas 24 sobres de color blanco y algo donde colgarlos, nosotros hemos elegido una pizarra. Los números los puedes imprimir a parte para colorear, recortar y pegar en el sobre como hemos hecho nosotros o decorar el sobre directamente. Hay calendarios de adviento que tienen los números del 1 al 24, otros mezclados en diferentes formas, y otros en cuenta atrás. Yo elegí la cuenta atrás para que se vea a primera vista los días que faltan para Navidad.

En nuestro calendario de adviento he mezclado varias cosas: actividades como cantar una canción, ir al cine, salir a ver las luces de Navidad, hacer manualidades, algún Playmobil o Lego, dar un paseo en bici, poner el árbol de navidad, etc. He puesto muy pocos juguetes para no alimentar el consumismo que ya de por sí conlleva la Navidad. Te animo a que hagas un calendario de adviento con tu hijo y me lo cuentes en comentarios o redes sociales. Iré subiendo una foto de cada día. ¿Te animas?

El piel con piel con el bebé debería hacerlo siempre la madre

piel con piel madre

Cada día más hospitales se suman a la iniciativa de habilitar salas para practicar el método piel con piel entre el bebé y el papá. Considero que esta opción es un paso atrás para las mujeres ya que numerosos estudios avalan la necesidad biológica que tiene un bebé de estar junto a su madre inmediatamente tras el nacimiento. En mi opinión, solo ante una indisponibilidad justificada de la madre el bebé debe hacer el piel con piel con el padre, una cesárea no es el caso, ni siquiera si es de urgencia. Continue reading…