Qué es el porteo

Portear significa llevar a tu bebé encima de ti, sin más. Es la forma natural la cual a lo largo de la historia se ha transportado a los bebés hasta que son capaces de andar por sí mismos. Es una práctica todavía muy extendida en otros países, donde madres llevan a sus hijos a cuestas incluso para ir a trabajar, es algo natural, normal e incluso necesaria debido a nuestra condición de especie altricial, esto es, que nacemos sin estar totalmente preparados para sobrevivir por nosotros mismos, y tenemos que desarrollar muchas de las funciones que nos harán ser adultos y desenvolvernos por nosotros mismos.

Por lo tanto, para el bebé estar cerca de la madre constantemente no es un capricho, sino una necesidad. Necesita tener contacto permanente, ser alimentado a demanda, sentirse seguro, ser mecido para dormirse… en definitiva, ser tratado lo más parecido a como había estado sus últimos nueve meses dentro de la barriga de su madre. El hecho de que nazcamos a los nueve meses no es otra cosa que un proceso evolutivo, un precio que hay que pagar por nuestra condición de erguidos.

porteo1

Porteando a nuestros bebés les estamos dando todo lo que necesitan, tienen el pecho cerca para poder alimentarse cuando se sienten hambrientos, al movernos se sienten mecidos y se duermen con más facilidad ya que se sienten como cuando estaban en la barriga. Es un hecho demostrado que los bebés porteados lloran menos e incluso son más tranquilos. Y además de todos estos beneficios para el bebé, también nos deja las manos libres para poder seguir realizando nuestras tareas. ¡Todo son ventajas!.

Pero entonces si todos son ventajas ¿por qué está tan poco extendido el uso de portabebés?.  Muy sencillo, nos han hecho creer que lo bueno para el bebé es todo lo contrario, estar solo, tumbado en un carro, siendo empujado, sin ningún tipo de contacto con la madre o el padre, o al menos solo el justo y necesario. ¿A quién le puede interesar esta forma de tratar al bebé?. Pues todo esto empezó después de la revolución industrial, cuando la mujer tenía que irse a trabajar, romper ese vínculo entre bebé y madre hacía que el bebé se pudiera quedar con otra persona, por ejemplo una niñera, alguien a la cual le es mucho mas cómodo transportar al bebé en, por ejemplo, un carrito.

Para ayudarnos al porteo existen diferentes tipos de portabebés en el mercado, aunque está demostrado que los mejores son los ergonómicos ya que respetan la postura fisiológica del bebé, llamada postura de ranita o en “M”. Tenemos fulares, mochilas ergonómicas, mei tais, bandoleras, y un largo etcétera. En una siguiente entrada os hablaré de cada uno de ellos, sus características y uso.

¡Comenta y comparte!