No quiero que mi hijo sea un niño obediente

no-quiero-mi-hijo-obediente-sienteme

Puede que el título sea muy llamativo pero llevo días tomando conciencia sobre lo peligrosa que es la obediencia (sobre todo en los niño) y he elegido este título para expresar cómo me siento al respecto. Hace unos meses vi un vídeo sobre el experimento Milgram y en este vídeo podéis ver un resumen sobre qué trata este experimento. Con él querían comprobar cómo respondía la gente a la obediencia a la autoridad, y la verdad es que después de verlo considero la obediencia algo muy peligroso.

He observado que en los niños la obediencia se considera una cualidad, algo a valorar de forma positiva y que hay que imponerles desde pequeños, que sepan ser obedientes. Los niños de hoy día están acostumbrados a obedecer órdenes de adultos que son extraños para ellos, por ejemplo cuando van al médico, los primeros días de escuela, en alguna actividad extra escolar…¿Y qué suelen decir los padres en esas situaciones?: Haz caso y pórtate bien. ¿De verdad queremos que nuestros hijos obedezcan órdenes de gente que no conocen sin plantearse si lo que les piden está bien o mal? Por desgracia todavía escuchamos casos de abusos a menores, es algo que me aterroriza y creo que a todo padre le gustaría estar lejos de una situación así. Pero con frases como “haz caso” estamos fomentando ese tipo de obediencia tan peligrosa de la que estamos rodeados.

Deberíamos educar a nuestros hijos en el respeto y la responsabilidad con ellos mismos y hacia los demás, pero nunca en la obediencia. Además cuando ser obediente solo está bien visto durante la infancia, porque no solemos oír: tengo una pareja que es muy obediente. En el mundo adulto ser obediente o sumiso está mal visto, se valora ser creativo, con dotes de liderazgo, capaz de tomar decisiones, con iniciativa… ¿Educamos así a nuestros hijos?

Aquí te dejo el video que te comentaba antes sobre el experimento Milgram:

 Photo Credit: krossi_wino via Compfight cc

¡Comenta y comparte!

7 comentarios

  1. Irene   •  

    Hola,

    Curioso, yo me estaba planteando lo mismo ahora que veo crecer a mi hijo. Estoy contigo, hay que enseñarles a respetar a las personas, escucharlas y valorarlas, pero a obedecer por que sí… Eso no lo veo tan claro. Tema controvertido, pero creo que es bueno replantearse los esquemas de “niño bueno”. Prefiero que mi hijo tenga otras cualidades antes que obediente.
    Gracias por compartir tus ideas.

    • María del Mar   •     Author

      Gracias a ti por tu comentario, has entendido justo lo que quería expresar :)
      Saludos!

    • María del Mar   •     Author

      Gracias por tu comentario. La verdad que hay muchas cosas que para los adultos en una cosa y para los niños es otra. Ante todo hay que educar niños responsables y respetuosos consigo mismos y con los demás.
      Saludos!

  2. Pingback: Las 10 entradas que más os han gustado en el 2014 - Sienteme Crianza

  3. Pingback: Cambiando la educación pública (Parte I)

  4. Erika   •  

    Muy cierto creo que debemos tener limites en la obediencia también, sobre todo al inculcársela a nuestros pequeños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *