Cojín de lactancia… ¿sólo para dar el pecho?

Cojín de lactancia de moltó

He tenido la suerte de ser seleccionada como una blogger Molto Tester, me hace especial ilusión porque Molto es una marca que lleva muchísimo tiempo en el mundo de la infancia. No solo tienen  juguetes, también fabrican y distribuyen productos de puericultura. Cuando se enteraron de que organizaba las I Jornadas de Salud Infantil en Sax en seguida se pusieron en contacto conmigo para saber cómo podían colaborar, entre su extenso catálogo elegí dos productos para sortear entre los asistentes del evento: un cojín de lactancia y un portabebés ergonómico. Tuve la ocasión de probarlos y hoy te cuento qué me pareció el cojín de lactancia.

Cuando nació mi primer hijo hace poco más de 4 años los cojines de lactancia eran bastante caros, los podías encontrar en farmacias y tiendas especializadas y su precio rondaba los 60 euros. Mi hermana, que es una “manitas”, me fabricó uno y lo cosió con unas telas muy bonitas. El cojín de lactancia no lo utilizas a lo largo de toda la etapa de lactancia ya que conforme el bebé va creciendo se va sentando en tu regazo y ya no necesitas sostener su peso en brazos, pero tiene más usos que son interesantes. Cuando son recién nacidos los puedes acostar en el cojín para que se sientan arropados y si lo pones en el sofá, el bebé queda a tu vista y mientras estás en el ordenador o en la mesa comiendo puedes ver a tu bebé, esta postura la utilicé mucho tanto con mi hijo como con mi hija que ahora tiene 10 meses.

Cojín de lactancia moltó

El cojín de lactancia es muy útil las primeras semanas de lactancia, es recomendable que lo lleves al hospital cuando nazca el bebé ya que el cojín de lactancia corrige la posición del bebé y evita que puedan salir grietas en los pezones a causa de la postura. Al tener el bebé en brazos podemos ponerlo en una postura que no es correcta y al succionar puede producirnos una grieta, el cojín de lactancia mantiene al bebé en la altura correcta para que pueda mamar todo el tiempo que lo necesite sin forzar la postura. Otro uso que yo le daba era el de ponerlo en mi espalda, como un cojín normal, de esta forma mi zona lumbar también descansaba de estar todo el día en la misma posición.

Cojín de lactancia Moltó

¿El cojín de lactancia se puede utilizar solo si das el pecho?

Es una pregunta que se hacen muchas mamás que dan el biberón a sus bebés, el cojín es de lactancia “a secas”, puedes usarlo cuando amamantas a tu bebé, ya sea con tu pecho o de manera artificial con el biberón. Por supuesto la lactancia materna es la mejor opción para el bebé, ya que ellos están preparados genéticamente para succionar el pecho de la madre y la leche materna tiene todos los nutrientes que su cuerpo necesita. Pero si tienes que dar biberón, por el motivo que sea, y quieres usar el cojín de lactancia puedes hacerlo. Lo ideal es que todas las tomas de biberón se las de la madre, tengan su momento íntimo para fomentar ese bonito vínculo mamá/bebé y puedan mirarse a los ojos, como si estuvieras dándole el pecho, puedes colocar al bebé en el cojín de lactancia para descansar tus brazos y su mirada quedará más cerca de la tuya. El momento de alimentar a un bebé es muy especial, no dejes que otros lo hagan por ti, es vuestro momento.

¿Puedo fabricar mi propio cojín de lactancia?

Como he dicho más arriba, mi hermana me fabricó el mio porque antes eran bastante caros. Imagino que eran más caros porque la gente no los usaba mucho, pero de un tiempo hacia aquí el tema de la lactancia materna y el uso del cojín ha aumentado bastante, ya que comprobaban que usando el cojín de lactancia la postura se podía corregir y evitabas las temidas grietas en el pezón. Hay webs donde puedes conseguir los patrones para fabricarte tu propio cojín de lactancia.

El cojín de lactancia de Molto está sobre los 35 euros, es la mitad del precio al que están otros cojines, es muy confortable, las telas con las que está fabricado son muy suaves y con un estampado muy bonito. Viene con una bolsa de transporte transparente que viene genial si tienes que moverte a menudo con el bebé. El cojín de lactancia también se puede utilizar cuando los bebés comienzan a mantenerse sentados, lo pones a su alrededor para protegerles en el caso de que se tambaleen y caigan al suelo.

 

Cojín de lactancia moltó

Cojín de lactancia Moltó

Mi próxima colaboración como Molto Tester será hablando de su portabebés ergonómico, espero que mi estreno te haya gustado. Eres libre de comentar y compartir este artículo.

¡Comenta y comparte!

1 comentario

  1. Pingback: 12 detalles para regalar a una nueva mamá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *